La fibra del papel en los productos impresos

En cualquier trabajo impreso es importante el soporte o productos que se utilizan para su impresión. Escoger un papel u otro determinará que el resultado sea de mayor o menor calidad tanto a la hora de conseguir transferir adecuadamente la paleta de colores que se ha escogido como en su posterior resistencia al manejo o uso. Hay que tener en cuenta que la fibra de papel tiene mucho que ver con ello. A continuación te explicamos con detalle por qué es importante el sentido que tiene la fibra y cómo influye en el producto final impreso u otros posibles a la hora de imprimir.

Antes de empezar hagamos un repaso a los diferentes componentes que tiene el papel para asimilar los tipos de tinta o color. Por un lado encontramos la fibras que son el ingrediente básico. Éstas pueden proceder de la madera o de plantas como el algodón o el cáñamo. Por otra parte, el papel también contiene pigmentos y cargas que tienen como objetivo principal variar sus cualidades físicas o calidad. Estaríamos hablando de colorantes, blanqueantes, etc. Por último encontramos los aditivos que ayudan en la producción del propio papel (microbicidas, espumantes, etc.)

papel 1024x759

¿Qué tipologías de fibras puedo encontrar y qué sentido tienen?

Dependiendo de su longitud, hay dos tipos de fibras de papel.

– Fibras largas: Se obtienen principalmente del pino u otras coníferas y tienen una longitud de unos 3mm. aproximadamente.

– Fibras cortas: Mayoritariamente proceden del eucalipto y miden entre 1 y 2mm. de largo.

 

La mayoría de las fibras no siguen un orden aleatorio sino que quedan alienadas en una dirección determinada durante el proceso de producción y elaboración del papel. El sentido que adquiere es lo que provoca que después una hoja de papel sea más o menos complicada de cortar, encuadernar o doblar si lo hacemos en contra dirección al sentido de la fibra o en la misma dirección.

 

¿Cómo puedo conocer el sentido de la fibra?

Como explicábamos al principio, saber cuál es el sentido o dirección de la fibra del papel es básico antes de pasar a imprimir. Si se no se valora este aspecto podemos encontrarnos con resultados indeseados. ¿Cuáles?

papel fibra

– En libros, catálogos y revistas, la portada quedará demasiado curvada: Si cuando colocas un libro de tapa blanda o un catálogo en posición vertical observas que la portada adopta una posición curvada hacia arriba, el problema reside en que el sentido de la fibra es paralelo al lomo. Para evitar este problema, la dirección tendría que haber sido perpendicular. Si la tapa además está plastificada puede aumentar este efecto curvo.

 

– En dípticos o cualquier tipo de folleto con pliegue, las fibras se rompen: Este efecto se conoce como “rotura de fibra” y es cuando ésta se rompe justo en la zona de plegado. Coge un díptico que tengas cerca de ti y obsérvalo. ¿Hay en la línea de pliegue como pequeñas zonas en blanco rotas? Si es así, las fibras están colocadas horizontalmente respecto al eje de plegado y no de forma paralela a éste.

 

Es cierto que en ocasiones, aún cuando las fibras están correctamente colocadas, sigue produciéndose este efecto. ¿Por qué pasa entonces? Aquí ha habido un problema de diseño. Normalmente ocurre que se han utilizado colores de fondo demasiado oscuros y cuando se ha impreso el trabajo ha habido una excesiva transferencia de tinta. Si esto ocurre y no ha sido por el sentido de las fibras, lo mejor es que en próximos trabajos evites poner un fondo de color justo en la línea donde vaya a realizarse el plegado.

 ¿Por qué es importante que conozca el sentido de la fibra?

– Débil consistencia: El sentido de la fibra determinará la resistencia del producto impreso. Por ejemplo, coge ahora dos revistas de pequeño formato que tengas a mano y que utilicen un papel muy parecido. Si observas que una es más consistente que la otra seguramente se debe a que la fibra está colocada en dirección perpendicular a su lomo. Ahora observa cualquier calendario de sobremesa que tengas sobre tu escritorio de trabajo. Cuando la fibra se ha colocado perpendicularmente a los hendidos, el resultado es un papel o cartulina mucho más robusto.

fibra de papel 1024x686

Averigua el sentido de la fibra

Si tienes curiosidad por saber qué dirección tiene la fibra del papel que tienes ahora justo al lado tuyo, haz cualquiera de estas dos opciones que te presentamos.

 

1.- Coloca el papel sobre una superficie lisa y con la yemas de tus dedos ejerce presión sobre él y ve desplazándolas por el ancho y luego por el largo de la hoja. Observarás que en uno de los dos lados se produce una mayor ondulación que en el otro. Pues bien, la dirección de la fibra es donde se ondule menos.

 

2.- Coge un papel que tengas para reciclar y rásgalo por la mitad. Si al romperlo la línea que queda es recta, la fibra va en ese mismo sentido. Si, por el contrario, es  más oblicua, el sentido de las fibras es el contrario.

 

Escoger el papel adecuado

Para lograr que un producto impreso genere el impacto deseado entre el público, no sólo depende del sentido de las fibras del papel sino de una correcta elección del mismo. Hay que conseguir que su tacto, tonalidad, etc, interactúe de alguna forma con el mensaje o los diferentes elementos gráficos que contiene. Si la elección del papel no es la adecuada, todo el trabajo realizado en la fase de diseño tendrá mucha menor fuerza.  Hay que considerar diferentes aspectos:

texturas fibras papel 1024x683

– El tono: Es importante que cuando escojamos la tonalidad del papel antes hagamos una prueba y lo coloquemos en las condiciones lumínicas reales donde el receptor o audiencia va a observarlo (a la luz del día, con luz artificial, etc.). Dependiendo de ello se optará por tonos blancos o cremas.

– Opacidad: No hay nada más incómodo que coger un folleto en nuestras manos y observar que se transparentan ambas caras y complica su lectura. Hay que escoger siempre un papel con una opacidad adecuada que evite esta situación. Esto se consigue con papel de mayor gramaje.

– Tacto: Tocar un papel rugoso o uno más liso aporta al receptor de manera inconsciente unas sensaciones determinadas. Ante un papel suave y liso la sensación será de estar ante un producto más exclusivo o selecto que ante uno con un tacto más áspero.

Lee también:  El formato de papel, la medida DIN A.

Ver en AMP