Diferentes tipos de plegados en trípticos y cuadrípticos

 Si tienes pensado diseñar e imprimir un tríptico o cuadríptico es importante que valores con antelación el tipo de plegado en papel que vas a utilizar, nada que ver con otros formatos, revistas o libros. Existen diferentes modalidades, cada una con unas características de páginas e impresión diferentes que debes conocer.

¿Por qué es importante que me centre en el plegado?

Escoger un plegado u otro para un tríptico o cuadríptico implica que la información que contenga deberá estructurarse adecuadamente manteniendo un orden lógico (tanto en el documento de word 2013 a 2016 u otra opción de programa, cómo a la hora de imprimir el folleto o archivo en la impresora), de tal manera que cuando el lector decida abrir el folleto pueda leerlo sin que se pierda el significado o el mensaje a transmitir por tener alguna cara o página equivocada.  Es decir, el plegado condiciona siempre la forma de organizar los folletos la información y el resto de elementos gráficos que intervienen. Además conocer las diferentes posibilidades que existen evitará que una vez diseñado tengas problemas cuando, una vez impreso, se realice la manipulación correspondiente para su plegado.

¿Qué modelos de plegado puedo aplicar a mis folletos?

Resumimos a continuación las diferentes modalidades que podemos encontrar:

Plegado en acordeón o zig-zag: Consta de dos o más plegados en paralelo, pero hay que crear cada uno de ellos en dirección opuesta al anterior. Es la modalidad más indicada para aquellos folletos que tienen muchos cuerpos exceptuando el doble (trípticos, cuadrípticos o polípticos). Habitualmente se utiliza un grosor de papel menor para facilitar el plegado. Cuando se abre, puede hacerse tanto desde la parte derecha como desde la izquierda. El contenido tiene que estar dispuesto de tal manera que tanto si se abre por un lado como por otro mantenga la esencia del mensaje que se quiere transmitir.

En el caso, por ejemplo, de un tríptico en formato A4, dividiríamos el ancho de la hoja en tres partes (9,9 cm cada cara). Tanto la portada como la contraportada quedan en caras diferentes y no una junto a la otra.

Plegado envolvente o en cilindro: Consiste en que los pliegues se doblan sobre sí mismos. Cuando se despliega, el lector accede al texto o información de forma gradual, primero un cuerpo y luego otro. Cada cara debe contener significado propio y aislado del resto de caras, pero al mismo tiempo debe incitar a que la persona continúe abriéndolo.

A nivel técnico y de diseño, en el plegado envolvente, el cuerpo o pala interior deberá ser 2mm. más pequeña que las otras para que pueda envolverse y doblarse hacia dentro.

plegado acordeon

Plegado en ventana: Es el tipo de plegado más utilizado en cuadrípticos. Es cuando los dos cuerpo exteriores se pliegan hacia el interior. Una vez realizado se vuelven a plegar las palas o cuerpo resultantes.  En este caso también se requiere a nivel técnico las caras exteriores tengan 2 mm menos para facilitar el plegado posterior.

plegado ventana

Plegado en cruz: Es seguramente la modalidad de plegado más compleja. Además requiere que los contenidos e información estén organizados de manera coherente y de forma independiente unos de otros. Es el plegado más utilizado para mapas de carreteras, callejeros o planos. Se puede realizar un plegado que de cómo resultado 8 caras, 16 caras e incluso 32.

plegado

Fotos: Pinterest

¿Quieres imprimir cuadrípticos? Selecciona el modelo:

Cuadrípticos A5

Cuadrípticos A6

Cuadrípticos 10×21

 

 

Ver en AMP