Lonas publicitarias: qué debes tener en cuenta

Si necesitas una lona publicitaria para una acción concreta que has organizado y no sabes por dónde empezar, te vamos a explicar qué debes tener en cuenta para no errar en el tiro y sobre todo para que no pase desapercibida por nadie.

La lona publicitaria es un producto de grandes dimensiones, al lacance de cualquier ojo humano, y como tal requiere un diseño de calidad adecuado. La principal característica o ventaja de utilizar una lona como soporte promocional es su gran fuerza visual. De ahí que el mensaje que se quiera transmitir deba ser claro, directo, atractivo y al mismo tiempo oportuno para lo que queremos conseguir.

lonas 1

Una lona tiene infinidad de usos. Puedes colocarla en la fachada de tu negocio y utilizarla como reclamo para atraer clientes, se puede situar en un stand en una feria o congreso para promocionar la marca, situado en exteriores puede utilizarse como bienvenida a un evento, concierto multitudinario, festival, etc. Las posibilidades, como ves, son muy variadas. Si no te habías planteado la posibilidad de incorporar este soporte como elemento promocional, ya puedes incluirlo entre las alternativas posibles en una campaña.

Preparación y diseño

A continuación te explicamos algunos aspectos que debes tener en cuenta cuando se diseñe una lona.

1.- Colores: Es importante que cuando trabajes con el software pertinente (Photoshop, Illustrator, etc.) compruebes que el perfil de color esté en CMYK. Si lo haces en RGB te darás cuenta que, una vez impresa, los colores tienen un tono apagado respecto a como los veías en pantalla. Esto se debe a que el perfil RGB está preparado para visualizarlo en pantalla y no para impresión.

Como lo que buscaremos será impactar a nivel visual, intenta contrastar los colores. Sobre todo hazlo en los textos. Si los caracteres que pongas no son legibles apenas o pasan desapercibidos, estarán restando fuerza al diseño en su conjunto.

2.- Respeta una zona de seguridad: Como cualquier producto gráfico, cuando diseñes una lona tendrás que reservar un perímetro de seguridad alrededor para no perder información básica cuando se corte. Piensa además que la mayoría de lonas llevan ojales para que pueda sujetarse sobre una estructura habitualmente metálica (mástil, andamio, etc). Te aconsejamos que dejes 5cm a cada lado.

lonas 2

3.- Que se lea bien. Ya te lo hemos comentado anteriormente, es fundamental que cualquier persona que pase por al lado pueda leer fácilmente el mensaje que contiene esa lona. Por tanto, aquí deberás hacer uso de tipografías muy claras. También deberás apostar por textos breves, a modo de eslogan o conceptos que impacten. Una lona está bien diseñada cuando su contenido queda automáticamente grabado en la retina del viandante que pasa por su lado. Una opción es probar con la aliteración o la rima para que sea fácil de recordar e incluso llame más la atención.

4.- Imágenes: Las imágenes que utilices deben conseguir despertar sensaciones y emociones. De alguna forma tienes que apelar a los sentidos. Si, por ejemplo, quieres destacar un refresco intenta despertar con la imagen la sensación de sed. Si se trata de un perfume, intente que pueda “olerlo”. En el caso que sea una lona corporativa, las imágenes evidentemente tienen que estar vinculadas con la actividad que se realiza, pero además, en este caso deberás apostar por utilizar claramente los colores que te identifican, es decir, los corporativos.

lonas 3

5.- Diseña en función de donde se colocará. El acabado de una lona será uno u otro en función de dónde vayas a colocarla. Si tienes dudas al respecto, lo mejor es que hagas una consulta a un profesional en el tema o bien en el lugar donde la imprimirán. Ellos mejor que nadie sabrán darte la solución. Cuando una lona tiene una dimensiones bastante grandes, va a ir colocada en exteriores y además, por las características de la zona, va a estar expuesta a mucho viento, lo mejor es que sea microperforada. Si se va a colocar en el interior, hay que asegurarse que la estructura esté bien reforzada para aguantar el peso de la lona.

lonas 4

Respecto al lugar donde va a ir colocada, es importante que también antes hagamos una prueba. Tan sencillo como ir al lugar y hacer una fotografía y posteriormente añadirle con Photoshop el boceto de diseño que hemos preparado. ¿Difiere de lo que habías imaginado o cumple con las expectativas? ¿Hay que modificar parte del diseño o apostar por más imagen que texto? Sólo de esta forma te asegurarás que la lona cumple con su misión.

Fotos: Pinterest

Lee también: Escoger tu nicho de mercado: la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Ver en AMP