Las ventajas de personalizar carpetas de empresa

Cuando tenemos una empresa hay que cuidar mucho los detalles de cara a nuestros clientes, por eso. En vez de pegar carteles o folletos como se haría en un evento, lo que debemos es cuidar los pequeños formatos como las tarjetas de visita, el papel, los sobres, y sobre todo tus carpetas con su solapa tematizada con el diseño de la compañía. Y es que todos estos productos personalizados con el logo son la mejor presentación para tus clientes.

A todos nos han dado una carpeta corporativa o de empresa en más de una ocasión y, en la mayoría de los casos, apenas han llamado nuestra atención y las hemos dejado arrinconadas en algún lugar de nuestro escritorio u olvidadas en el interior de un maletín, bolso o mochila. El motivo es la falta de originalidad y la carencia de buenas dosis de ingenio y creatividad. La impresión personalizada de carpetas evitará que esto ocurra.

¿Por qué debo imprimir una carpeta personalizada de mi empresa?

Aunque a veces se apuesta más por otros soportes para comunicar, la impresión personalizada de carpetas puede proporcionar numerosos beneficios a cualquier empresa, independientemente de su tamaño. La posibilidad de agregar imágenes, texto, logotipos, formas troqueladas y un amplia variedad de opciones logrará captar el interés de quien la reciba e interesarse por los productos y/o servicios que ofrecemos.

 carpetas empresa 1

Realmente sólo hay dos posibilidades. O decantarse por las carpetas monótonas en blanco o en un color que tampoco está acorde con nuestro imagen corporativa, o diseñar carpetas excepcionales que realmente garantizarán obtener una respuesta y que reflejarán positivamente la esencia de nuestro negocio. A veces, no se para suficientemente a pensar que para que los materiales (dípticos, folletos, trípticos, catálogos, etc.) que se colocan en el interior lleguen a leerse o, como mínimo a ojearse, necesitan de un envoltorio impactante, dinámico y que invite a su lectura.

¿Cómo hago carpetas personalizadas?

Aunque parezca un poco exagerado, una carpeta personalizada tiene que lograr que el contenido (presentaciones, materiales, etc.) se convierta en una experiencia de marketing inolvidable. Para ello es fundamental recurrir a la utilización de una paleta de colores que siempre tendrá que guardar una coherencia con los colores corporativos que tenemos. En el caso de que se disponga de un Manual de Identidad Corporativa, habrá que fijarse bien en lo que explica y seguir sus pautas. Nunca hay que desviarse de la gama cromática que nos identifica. Utilizar colores que no son los nuestros, acaba confundiendo al cliente. Sólo hay que ver como multinacionales pertenecientes al sector de las telecomunicaciones o la alimentación, siempre utilizan los colores que la identifican.

Junto a los colores, también hay que saber escoger el tipo de carpeta. Salirse de lo habitual siempre es un plus añadido. Se puede recurrir a carpetas troqueladas que, sin duda, llamarán mucho más la atención que las más tradicionales. Sólo hay que consultar si es posible tenerlas con la forma que queremos.

3

Con frecuencia encontramos carpetas que están impresas por su cara frontal, pero el resto de partes, reverso e interiores, quedan en blanco. Hay que saber sacar partido a esos espacios y también imprimir sobre ellos. Una carpeta personalizada impresa por ambas caras siempre resaltará más que otra que no lo haga. Además podremos incorporar nuevos textos o imágenes que acrecienten el interés. El logotipo de la empresa no sólo puede ponerse en la portada de un carpeta, también podemos incorporarlo en su parte trasera e incluso en interiores a un tamaño más reducido. De lo que se trata es que la persona que la recibe inconscientemente recuerde nuestro nombre y sobre todo nos identifique con los productos o servicios que ofrecemos.

 carpetas empresa 2

Por último es importante que a la hora de personalizar una carpeta, queden reflejados todos los datos de nuestro negocio. Aunque lo más habitual es colocarlos en la parte inferior, bien delantera o trasera de la carpeta, también se puede innovar. Las nuevas tendencias en diseño gráfico permiten que, hoy en día, se pueda ser creativo e ingenioso sin aturdir o confundir al usuario. Sólo es cuestión de recurrir a un buen diseñador gráfico para que rompa un poco con los diseños demasiado cerrados, tradicionales y monótonos.

Una carpeta personalizada no tiene que perder su elegancia ni su función aun cuando apostemos por la originalidad. Todo en definitiva vende, así que nada mejor que apostar por tener productos que realmente van a aportarnos beneficios y clientes.

Fotos: Pinterest

Lee también: Colores tendencia en el diseño gráfico.

Ver en AMP