Diseñar un buen folleto

Todos sabemos que el folleto es un formato muy interesante y utilizado para anunciar multitud de cosas, por qué? Pues por algo muy simple, se trata de un formato con tamaños muy cómodos a la hora de repartir, coger de algún stand o guardar. Por eso es importantísimo que diseñemos un buen folleto.

Aunque existen diversos tamaños lo normal es utilizar un tamaño estándar que sea cómodo como os he dicho porque normalmente van a repartirse entre la gente del público objetivo que se tenga como meta.

Para llegar a este público objetivo debemos diseñar un buen folleto en el que los elementos de diseño respiren y en el que el texto no sature al lector. Un folleto que llame la atención y que cumpla con el fin de informar de algo interesante sobre nuestra empresa, evento, etc.

Si queremos conseguir todo esto hemos de tener varias ideas en mente:

Diseñar pensando siempre en el público objetivo

Muchas veces nos enfocamos en nuestro diseño y no pensamos en el que lo va a leer realmente; ese público objetivo al que queremos captar o fidelizar. Hay que trabajar en el diseño pensando en que el mensaje se entienda y llegue al público.

Mensajes claros y concisos

Sea lo que fuere que queramos transmitir, hemos de hacerlo de la manera más clara y concisa puesto que nuestro folleto será algo bastante efímero y debemos llegar al público objetivo lo antes posible a través de nuestro mensaje. No sólo hemos de cuidar el mensaje en sí sino también la tipografía del mismo.

Tipografía legible y atractiva

La tipografía que escojamos para nuestro folleto ha de ser una tipografía de fácil lectura, pero sin olvidar nuestro lado creativo. Cómo conseguimos que convivan estas dos ideas? Muy fácil, debemos de escoger tipografías de no más de dos familias distintas pero que combinen bien entre sí. El lettering está de moda así que es una buena opción de diseño para nuestro folleto, una forma de llamar la atención sin necesidad de utilizar imágenes.

disenarunbuenfolleto1

Espacio y pulcritud

En muchas ocasiones tenemos que introducir tantos elementos en un diseño que pareciera que lo hubiésemos metido todo en una batidora y hubiese caído tal cual en nuestro folleto. Esto no nos puede ocurrir, debemos dar prioridad a lo que lo tiene y diferenciar distintos mensajes valiéndonos de cuerpos distintos para la tipografía, colores o separadores entre párrafos. Los elementos deben respirar.

Escrito por:

Imprentaonline24

Le puede interesar: Como aplicar un diseño a un objeto tridimensional

Ver en AMP