Photoshop, Illustrator e Indesign. ¿Cuándo utilizarlos?

Uno de los temas que más frustra a diseñadores gráficos y creativos en general es recibir archivos digitales realizados con programas que no deberían haberse utilizado. Es más habitual de lo que parece hacer un uso indiscriminado e indistinto de Photoshop, Illustrator e Indesing, cuando, en realidad, son software de diseño y edición con unos usos y finalidades bastante diferentes. ¿Quieres saber sus particularidades?

 illlustrator photoshop indesign

Para empezar, no todos nacemos sabiéndolo todo y, por tanto, es normal que la primera vez que nos enfrentamos a un trabajo de diseño y tenemos que realizarlo a partir de un software, no sepamos cuál escoger y desconozcamos cuál es el más idóneo para lo que queremos diseñar. De la misma forma que un fontanero usa una llave o herramienta determinada para realizar su trabajo, existen también programas para usos muy específicos.

A continuación, vamos a diseccionar por partes cada uno de los software de diseño y edición “estrella”: Photoshop, Illustrator e Indesign. Haciendo un examen detallado de cada uno de ellos, podremos saber, a partir de ahora, cuál es el que mejor se adapta a lo que queremos hacer y el que mayores prestaciones nos ofrecerá.

Cuándo utilizar Adobe Indesign

En principio, no deberían existir dudas acerca de cuándo utilizar este programa. Indesign se creó originariamente para el diseño de medios o soportes impresos con muchas páginas. Es decir, es el software con el que deberíamos trabajar cuando queremos diseñar folletos, boletines informativos, revistas, libros e incluso tarjetas de visita. En realidad, con Indesign podemos hacer cualquier diseño que tenga una combinación de texto e imágenes. Su objetivo es coger los elementos que se han creado en Illustrator y Photoshop y ponerlos en una página, dándoles un diseño y una coherencia.

Por tanto, Indesign sobresale para proyectos que requieren de varias páginas. Además su función de ajuste de texto –en el que literalmente se puede ajustar el texto alrededor de las imágenes u objetos- es mucho más simple y fácil de usar que en Illustrator.

Es cierto que podemos crear diseños de varias páginas con Photoshop e Illustrator, pero al hacerlo, a menudo, generamos archivos demasiado grandes que pueden dificultar su manipulación posterior e incluso su impresión.

Si bien Indesign es una herramienta muy potente, también tiene sus limitaciones. Por un lado, no tiene la capacidad de editar fotos. Te brinda la posibilidad de dibujar gráficos vectoriales, pero las funcionalidades son mucho más limitadas que en Illustrator.

Cuándo utilizar Adobe Illustrator

Illustrator, como su nombre indica, está destinado a la creación y edición de ilustraciones vectoriales como pueden ser logotipos, marcas comerciales u otros elementos de diseño. Los gráficos vectoriales son imágenes escalables que pueden redimensionarse a mayor o menor tamaño en función de las necesidades sin perder resolución ni nitidez.

Aunque también se puede utilizar Illustrator para crear documentos de varias páginas como, por ejemplo, folletos o memorias, presenta algunas desventajas. Para empezar, no permite trabajar con páginas maestras como Indesign, algo prácticamente necesario y obligado cuando necesitamos trabajar sobre plantilla. Por otra parte, Illustrator tampoco permite automatizar los números de página a diferencia de Indesign que sí que ofrece esta función y que es especialmente útil cuando trabajamos con documentos con gran cantidad de páginas.

Cuándo utilizar Adobe Photoshop

Photoshop es el programa que nos permite crear y editar imágenes a partir de píxeles. Aunque originariamente fue un software que se desarrolló para el retoque fotográfico, lo cierto es que con el tiempo sus funciones han ido aumentando hasta el punto que, hoy en día, también se puede utilizar para gráficas web, diseño de interfaces para software, web y móviles, y gráficos de vídeo.

Debido a que hay tanta información sobre Photoshop en Internet en forma de tutoriales y guías, algunas personas creen que es la panacea y la herramienta que necesitan para sus trabajos, pero no es así. Photoshop no es una ventanilla única porque hay momentos en los que será necesario descartar este programa y recurrir a Illustrator o Indesign. Un ejemplo es cuando queremos diseñar un logotipo. No tendría sentido recurrir a Photoshop porque trabajaríamos a partir de píxeles y a la hora de redimensionarlo perderíamos calidad. En estos casos, por tanto, tenemos que optar por Illustrator para tener un archivo vectorizado.

Estas son, a grandes rasgos, las principales diferencias entre Photoshop, Illustrator e Indesign. Ahora que ya conoces los paticularidades de cada software ya puedes diseñar correctamente sabiendo que aquello que hagas, tendrá el resultado que deseas.

Cuando tengas que imprimir tu trabajo, recuerda que a través de la web de Imprentaonline24 puedes formular tu pedido. Tan solo tendrás que enviarnos el archivo, indicar la cantidad que deseas y en 24 horas lo tendrás en tu domicilio.

Fotos:Pinterest

Lee también: Como encontrar el empleado perfecto.

Ver en AMP