Cómo ganar dinero con un blog

El mundo online nos ofrece un sinfín de posibilidades entre las que se encuentra ganar dinero. Ante la pregunta: “¿Se puede ganar dinero con un blog?”. La respuesta es sí. No es fácil porque requiere de tiempo y conocimientos, pero empezamos a ver casos de éxito que demuestran que se puede conseguir. ¿Cómo hacerlo? A continuación, te damos las claves.

 ganar dinero blog

Si alguien se pone como reto ganar dinero con un blog, es obvio que necesita tener una plataforma digital para lograrlo. Pero no sólo eso. Es importante aportar contenido valioso, de interés, y para ello tenemos que encontrar una temática que funcione y, por supuesto, sea interesante para el lector. Que nos fascine un tema, no significa que al resto de la humanidad también le vaya a gustar. Así que, a veces, hay que ceder un poco a las tendencias y gustos, si realmente queremos sacar beneficio.

Tras tener clara la idea, hay que ponerse a trabajar y escribir. El contenido es el rey de un blog así que tendremos que sacar las dotes de escritor y ponernos a ello. Con el fin de ganar dinero en un blog, nuestra página tiene que tener visitantes, pero si queremos visitas, no nos queda otro remedio que ofrecer un contenido que valga la pena visitar. Y sobre todo, tener un mínimo de conocimientos sobre posicionamiento SEO para que, con el tiempo, vayamos apareciendo en las primeras posiciones en la lista de búsquedas.

Hay varias maneras de ganar dinero con un blog. Cada blogger tiene sus propios métodos y no hay un decálogo a seguir, aunque sí diferentes posibilidades a tener en cuenta.

Publicidad en el blog

Se trata de poner anuncios publicitarios en nuestro blog. ¿De qué manera? Pues existen diferentes fórmulas. Una de las más conocidas es utilizando Google Adsense que consiste, a grandes rasgos, en apuntarse a su programa y automáticamente Google realiza una búsqueda de anuncios que están relacionados con tu temática y los coloca en el blog. Por cada lector que entre tu blog y haga clic en un anuncio Adsense, te llevas un dinero. ¿Cuánto? Pues dependerá de que el tema escogido y las palabras clave sean muy competidos y se pujen al alza.

Otra posibilidad es recurrir a banners privados de empresas y compañías. Se trata de reservar un espacio en el blog –normalmente en un lateral- para que un anunciante pueda ofrecer su producto y/o servicio. Haciendo clic sobre el banner, se le redirige al lector a la página principal de la empresa. La parte más engorrosa, es que tendremos que sacar nuestras dotes comerciales y llamar a las empresas para “vender” este servicio a partir de unas tarifas que también deberemos elaborar.

Marketing de Afiliación

También conocido como Mercado de Afiliados, es una técnica que cada vez tiene más adeptos. La fórmula consiste en recomendar los productos o servicios de una compañía a través de nuestro blog mediante links que remiten a la página de aterrizaje o principal de esa empresa. Si el usuario al final acaba comprando el artículo, nos llevamos una comisión o un importe fijo por la venta.

Lo mejor de este sistema es que no es necesario que la venta se produzca en el mismo momento. El sistema de cookies consigue almacenar los datos del visitante de tal manera que si la compra del producto se hace al cabo de una semana, diez días o dos meses, seguimos llevándonos la comisión porque la empresa sabe por dónde le ha llegado ese cliente.

Ofrecer productos

Quizás sea una de las fórmulas que más se está utilizando entre blogguers últimamente y la que genera mayor margen de beneficios, si se hace correctamente.

Si somos especialistas en el tema que abordamos en nuestro blog podemos desde editar un e-book sobre el tema en cuestión, hasta ofrecer asesoramiento via Skype, teléfono, chat… o incluso ofrecer seminarios online a precios asequibles por todo el mundo. La ventaja que tiene es que lo que vendes, es integro para ti. Marcas un precio y ganas el cien por cien.

Realmente, tampoco hace falta que seas un especialista en la materia. A veces es tan sencillo como recopilar información sobre un tema concreto, darle forma, y ofrecerlo. La única inversión es el tiempo para confeccionar el producto que quieres vender y conocer las diferentes herramientas para elaborarlo o presentarlo.

Newsletters, podcasts o mensajes patrocinados

Si semanalmente enviamos un newsletter o un podcast a nuestros seguidores, podemos buscar que alguna empresa nos lo patrocine. También un post puede tener una empresa detrás que dé dinero. Ahora bien, en este último caso tenemos que evitar hacer textos demasiado publicitarios. No se trata de hacer publirreportajes de empresa sino escribir sobre un tema de interés que, en cierta manera, esté relacionado con la actividad de esa compañía.

Tienda online

Con el paso del tiempo, muchos blogguers deciden dar un paso más allá y adentrarse de lleno en el mundo e-commerce a través de plataformas de venta de productos directamente relacionados con la temática del blog.

Si damos este paso, podemos hacerlo de dos maneras diferentes. Bien teniendo una tienda virtual con stock o sin stock. La primera no difiere mucho de una tienda física habitual y requerirá tener el producto almacenado para atender las demandas de nuestros clientes.

En cambio, la segunda opción es más sencilla, al menos para empezar. Conocida también como Drop Shipping, consiste en que el propio fabricante o distribuidor se encarga de enviar al cliente el producto que ha pedido. Es decir, el pedido se genera a través de nuestra plataforma, el usuario nos paga el importe a través de las pasarelas de pago y nosotros realizamos el pedido a la empresa que es la encargada de remitírsela al cliente. Amazon, por ejemplo, es un gran ejemplo de Drop Shipping. Evidentemente siempre hay un margen de beneficios para nosotros porque antes habremos negociado con el fabricante o distribuidor la comisión que nos llevamos.

Como ves, hay bastantes posibilidades de ganar dinero a través de un blog. Todo requiere paciencia, sobre todo al principio, y tiempo. Pero, poco a poco, se pueden ir notando los avances y principalmente los beneficios económicos.

Fotos: Pinterest

Lee también: Errores que debe evitar cualquier empresario.

Ver en AMP