Seis maneras de conectar con el cliente

No todo se limita a promocionar correctamente un producto y dar un servicio de calidad. Hoy en día es fundamental ir un paso más allá y conectar con el cliente. Transmitirle un mensaje claro,  de cualquier emprendedor.

¿Verdad que cuando un comercial conecta con la persona que tiene delante, consigue que ésta le escuche y que tome en consideración la oferta que le está haciendo? Pues lo mismo se tiene que hacer con los potenciales clientes de un nuevo negocio. Una vez tenemos etiquetado y definido nuestro target, es importante trabajar la manera en cómo vamos a “conquistarlo”, qué argumentos vamos a utilizar y cómo vamos a conseguir que se identifique con lo que le ofrecemos hasta el punto de fidelizarlo. Y es que, a pesar de lo que se ha venido pensando hasta hace unos años, el acto de compra tiene un gran componente emocional. Por tanto, empatizar con el cliente es la mejor manera de ganar.

conectar consumidor

A continuación, te explicamos cómo puedes hacerlo.

1.- Vende historias y experiencias

A partir de ahora, cuando tengas que vender un producto no te centres en describirlo o en explicar únicamente sus prestaciones. Englóbalo dentro de un experiencia más amplia, mételo dentro de un estilo de vida determinado, muéstrale a tu cliente hasta qué punto puede cambiarle la vida. En definitiva, apela a sus emociones y vende soluciones.

2.- Estate a su lado

No lo dejes solo cuando tenga que comprar sobre todo si tiene que hacerlo a través de una plataforma virtual. Llévalo de la mano y márcale muy claramente los pasos que tiene que hacer. Preséntate a través de algún chat virtual y dile que estás dispuesto a ayudarlo si es necesario. Cuanto más próximo y cercano te muestres, mucho mejor.

3.- Escucha

Los clientes son los únicos que pueden llevarte al éxito o al fracaso. No los veas como meros entes o cifras. Escúchalos e incluso pídeles opinión. Sólo así conseguirás fortalecer el vínculo. A un cliente le gusta que, de vez en cuando, lo tengan en consideración y que le pregunten si mejoraría alguna aspecto del servicio, atención, entrega, etc.

4.- Siéntete seguro

Si no te muestras seguro en tu propia actividad, poco podrás hacer. La gente tiene una sexto sentido para captar cuando alguien muestra inseguridad en lo que hace y no tiene argumentos sólidos y creíbles cuando es necesario.

5.- Indaga en sus gustos

Conoce qué es lo que le gusta, cómo es su estilo de vida, qué consume, qué come, qué compra… Eso te permitirá tener inputs importantes para adoptar estrategias de venta adecuadas y darle lo que quiere cuando lo necesite.

6.- Ten presencia en las redes sociales

Hoy más que nunca es fundamental que estés en algunas de las redes sociales. Si estás, existes. Si no estás, nadie sabrá de ti. Pero si tienes un perfil, tienes que trabajarlo, darle contenido y sobre todo dar respuesta cuando sea necesario. Una buena gestión de redes sociales, un correcto trabajo de community management pasa por aportar contenidos interesantes que puedan viralizarse rápidamente, pero también tener una capacidad de reacción inmediata cuando se trata de aclarar dudas o solucionar incidencias que pueden plantearse.

A partir de ahora, piensa en el cliente. Míralo como algo más que un mero comprador de tu producto. Si logras conectar con él, ten por seguro que tu negocio irá sobre ruedas.

Fotos: Pinterest

Lee también: Cómo preparar una revista o catálogo para imprimir.

Ver en AMP