Los diferentes tipos de encuadernado

Hay productos gráficos que necesitan un encuadernado para un acabado perfecto. Es el caso sobre todo de libros, revistas y catálogos. Optar por un tipo de encuadernación u otro es una decisión que debe valorarse adecuadamente ya que las diferentes modalidades existentes aportan determinadas connotaciones o son más indicadas para unos usos y finalidades concretas. Te mostramos los diferentes tipos que puedes escoger.

Uno de los aspectos que a menudo pasa desapercibido es que junto a un correcto diseño, hay que facilitarle al lector un fácil manejo de una revista o catálogo. Aunque pueda parecer una nimiedad, el hecho de que el producto final esté correctamente encuadernado con su papel y su tapas de piel, tela o cartón garantizará que la audiencia se adentre en su lectura como sucede en los libros, pase las páginas y se detenga más tiempo en él. ¿No te ha pasado que cuando ojeas un periódico en formato tabloide te resulta complicado a veces pasar las hojas sin que se desmonte y acabas cansándote y dejando de leer? Evita entonces que ocurra lo mismo con ese catálogo o revista que deseas imprimir. Conoce os tipos de encuadernación y elige el formato y tapa que más se adapta a tu lector.

¿Qué tipos de encuadernación puedo elegir?

Encuadernado con grapa

Este tipo de encuadernación aporta una imagen ligera, flexible y muy dinámica. Es la modalidad que más se utiliza en revistas con marcada periodicidad y cuando el grueso del producto cerrado es menor de 5 mm.

Es una modalidad de encuadernado fácil y rápido de realizar y permite al lector abrir totalmente la revista ayudándole a su lectura y a que pueda visualizar correctamente las imágenes que contiene cada una de sus páginas.  La grapa es muy adecuada para aquellas publicaciones que queremos que sean leídas por muchas personas, es decir, que “circulen” y con la que se puedan sentir cómodos en cualquier lugar y momento.

encuadernacion 6

Dentro de este tipo de encuadernado encontramos a su vez dos variantes:

– Grapa normal: Formada por un hilo fino de alambre que se coloca en el lomo y que permite unir los diferentes pliegos entre sí.

Grapa Omega: Como su propio nombre indica tiene forma de este tipo de letra y su utilización permite posteriormente archivar el catálogo o revista en una carpeta con anillas.

Encuadernado en rústica

La encuadernación en rústica siempre aporta una imagen mucho más sobria, elegante y consistente. A menudo también se le llama como encuadernado con tapa blanda. En este caso, la revista o catálogo está cosido o encolado y además su cubierta también se encola a su lomo. Se recomienda utilizar esta modalidad cuando el producto gráfico cerrado supera un grosor de 5mm (habitualmente a partir de 80 páginas en función del papel utilizado).

encuadernacion 4

Dentro de este tipo encontramos, al igual que en la modalidad de grapa, diferentes modalidades.

– Rústica encolada / fresada a la americana: Se reúnen todas las hojas impresas, se forma un taco, se encola el lomo y finalmente se pega la portada o cubierta. Este encuadernado es muy económico y se recomienda cuando el catálogo o revista no va a tener un uso y manejo excesivo, es decir, su vida útil es corta. De lo contrario es mejor decantarse por otros tipos.

– Rústica PUR: Sigue el mismo proceso que el anterior y la única diferencia estriba en el tipo de cola que se utiliza. En este caso, se opta por un pegamento que sujeta las hojas con mayor firmeza. El resultado final es un producto mucho más resistente indicado para aquellas revistas o catálogos que tengan un ciclo de vida más largo.

Este tipo de encuadernado es más ecológico porque la cantidad de cola que hay que utilizar es menor que la que puede requerir otra variante. Esto permite, a su vez, que el acabado sea muy bueno y que no se vean excesos de cola que puedan salir por los extremos.

– Rústica cosida: Consiste en coser los diferentes pliegos y se unen entre sí acorde a la paginación. Posteriormente se le añade una cola en caliente para que queden unidos junto a la cubierta. Es quizás el tipo de encuadernado más caro de los que hemos explicado hasta ahora, pero sin duda el que ofrece más resistencia y un acabado de mayor calidad.

encuadernacion 1

Encuadernado en espiral

Es una modalidad muy económica. Se trata de colocar las diferentes hojas formando un taco, perforarlas en el lado del lomo y finalmente pasar una espiral de alambre o plástico por estos pequeños orificios. Es el más habitual en libretas, manuales, calendarios, etc.

Para realizar los orificios se recurre a una máquina perforadora indicada para ello. Estás máquinas ofrecen unas medidas estándar para la separación entre los diferentes agujeros que pueden ser en forma circular, cuadrada o rectangular.

 encuadernacion 2

Encuadernado Wire-O

Esta modalidad de encuadernación es la más indicada para productos gráficos como agendas, calendarios de sobremesa y pared, catálogos, etc. Se basa en unir diferentes hojas impresas, de cualquier formato,  con un hilo de alambre con forma de anilla dobles que se introduce en las perforaciones que previamente se han realizado sobre cada una de las hojas. Esta variante permite obtener un producto acabado mucho más resistente.

Una de las ventajas principales frente a la encuadernación en rústica es que permite girar completamente sus hojas y por tanto está muy indicada para aquellos productos gráficos que van a usarse mucho (mapas de carreteras, manuales técnicos, catálogos comerciales, etc.)

El perforado que se realiza sobre la hoja impresa puede ser rectangular o redondo. Las anillas suelen ser de color blanco, plateado o negro y para las portadas se utilizan papeles de mayor grosor, cartón, cartulina, plástico, etc.

Dentro del encuadernado Wire-o encontramos a su vez diferentes modalidades:

– Wire-o visto: Es cuando las anillas se ven y quedan al descubierto. Las hojas por tanto pueden voltear 360 grados. Es el ideal para los calendarios, libretas, agendas, etc.

– Wire-o escondido: Consiste en que la cubierta o portada cubre el lomo y sólo se aprecia la parte superior de las anillas.

– Canadiense: Es cuando las anillas quedan totalmente cubiertas por la portada o cubierta y sólo pueden apreciarse cuando ésta se retira o abre.

Fotos: Pinterest

Lee también:  Cambiar el tamaño de una imagen con Photoshop.

Escrito por:Imprentaonline24

Ver en AMP