Consejos prácticos para diseñar e imprimir una carta de restaurante que abra el apetito

Son muchos los factores por los que diseñar cartas de restaurante o menús no debe tomarse a la ligera. Y es que la carta actúa como tarjetas de visita o presentación antes los nuevos clientes o clientes potenciales, que deben encontrar este documento no solo fácil de comprender, sino también agradable a la vista. Así, un buen menú de restaurante (lo mismo ocurre en los bares) debe cuidar dos aspectos básicos: la variedad de oferta de productos y la presentación ¡Las cartas y su diseño es la toma de contacto principal!

Así que, si has decidido optar por el sector de los restaurantes, no olvides que la impresión de todos tus mejores productos en papel es un valor primordial.

Si además, quieres que tu carta sea de la mejor calidad olvídate de hacerlo gratis en casa, ya que muchas veces los resultados no son los esperados. Lo mejor es imprimir en una imprenta profesional.

¿Por qué debo considerar importantes los cartas para restaurantes?

Una vez el cliente ha entrado en el restaurante o cafetería, la carta se convierte en uno de los principales elementos de marketing del negocio, en un medio de comunicación sin par, puesto que a través de ella, los clientes podrán elegir los productos que han de consumir.

Por ello, el menú ha de estar totalmente enfocado al modelo de negocio en cuestión. Tanto el diseño como los textos deben estar acordes con el espíritu del local: en un restaurante de alta cocina la carta debe poder expresar el alma misma del local, dar muestra de esa exclusividad que persigue aquel que acude a un restaurante gourmet; por el contrario, el menú de restaurante de corte generalista debe ser puramente descriptivo, puesto que sus clientes suelen escoger alrededor de un número finito de propuestas culinarias.

Para captar la atención del cliente y, como método para captar su fidelidad, siempre se debe diseñar e imprimir la carta de restaurante incorporando el logotipo o membrete del negocio a la carta. También es conveniente imprimir el texto en la misma gama de colores que predomine en el logotipo o incluso en la decoración del local. De este modo, se apuesta por una imagen corporativa que contribuirá a afianzar la imagen del restaurante en el cliente.

¿Cómo debo diseñar una carta de restaurante?

  • – Toda carta debe seguir un orden lógico. Existen ciertas convenciones y estándares que ayudan a que los clientes encuentren más rápidamente lo que buscan, como ubicar los entrantes al principio o los postres al final, antes de las bebidas (espirituosas o no), distribuidas en sus respectivas categorías.
  • – Ha de utilizarse una tipografía legible. Existen tipos de letras originales y divertidos que, si bien resultan muy atractivos desde el punto de vista puramente estilístico y gráfico, favorecen una lectura complicada o tediosa, que puede hacer que el cliente pierda atención sobre el menú que se le está ofreciendo.
  • – A la hora de diseñar una carta hay que tener en cuenta el tipo de cliente que acostumbra a frecuentar el negocio. Si se trata de un público selecto, el menú habrá de incluir platos refinados, así como selectos vinos de solera. Si, por el contrario, nos hallamos ante un restaurante que suele ser visitado por jóvenes o estudiantes, hay que hacer hincapié en los refrescos y en platos más sencillos.
  • – La situación de los elementos en las páginas no debe dejarse al azar. Las páginas impares captan mayor atención que las pares, siendo los extremos superiores derechos los espacios de mayor impacto visual. Teniendo esto en cuenta, es conveniente situar en estos emplazamientos los platos o productos que más interese vender o aquellos que puedan reportar mayores beneficios al negocio. También se pueden aprovechar estas áreas para indicar promociones u ofertas especiales.
  • – La carta de un restaurante pasa por muchas manos a lo largo del día. Por ello, se debe prestar especial atención a la elección del tipo de papel en el que se va a imprimir la carta de restaurante, apostando siempre por aquellas láminas de mayor calidad y durabilidad. Si, por el contrario, se emplea un papel de baja calidad, los menús pronto se verán viejos y gastados, pudiendo producir una falsa impresión de descuido del local. El tamaño también importa. Si en el establecimiento predominan mesas pequeñas, carece de sentido la impresión de un menú de restaurante de grandes dimensiones, puesto que los clientes perderán en espacio y ganarán en incomodidad.
  • – Gran parte de la población “come con los ojos”. Por ello, cuando el nombre no sea suficientemente descriptivo, como ocurre con los cócteles y algunas bebidas, pueden incorporarse fotografías de los mismos.

¿Qué ejemplos puedo tomar de cartas para restaurantes y cafeterías?

El restaurante indio Masala Darbar presenta una imagen corporativa muy cuidada, algo que reflejan también sus cartas, que se presentan como una extensión de la decoración.

carta de bar diseño

Vía: Behance

Un caso similar al del menú Lexington, con su compacto y gráfico menú que cuida al detalle tanto la tipografía como las ilustraciones y donde la ordenación de los diferentes productos propician una lectura fácil y amena. Te presentamos varios bocetos para un mismo negocio.

carta de restaurante

Vía: Behance

Si queremos causar más impacto y vender nuestros menús desde el momento en que el cliente abre nuestra carta, el uso de imágenes es todo un acierto. Compruébalo en este ejemplo de Darumas Delivery.

carta de bar japones

Vía: Behance

Finalmente, te presentamos la carta de una cocktelería donde apuesta por el minimalismo con pequeños toques de color.

carta de bar moderna

Vía: Behance

Observa si el diseño de tu carta de restaurante es un reflejo de la filosofía de tu negocio y aplica estos consejos.

Haz que TODO esté apetecible, incluso la carta de menú.

Escrito por:

Imprentaonline24

Le puede interesar: Prepárate para imprimir entradas para eventos y fiestas

Ver en AMP