Cómo hacer una buena composición de un póster

Utilizar imágenes llamativas y títulos impactantes no lo es todo en un póster. Para que funcione y realmente sea efectivo, se necesita una buena composición. ¿Qué es una buena composición y cómo se logra? Aquí tienes los aspectos que debes tener en cuenta y que no debes pasar por alto.

poster 2

Haz un anteproyecto del póster

Antes de pasar a trabajar con la versión final del póster, se recomienda hacer un anteproyecto o boceto. Se trata de coger papel y lápiz y empezar a bosquejar lo que queremos posteriormente plasmar y diseñar. Iremos probando la colocación de los diferentes elementos, eliminando y poniendo nuevos hasta conseguir lo que queremos.

Con un boceto elaborado es mucho más fácil diseñar ya que permite conocer la ubicación exacta de cada objeto desde un primer momento. A veces, un simple esbozo es más que suficiente para tener las ideas claras y ponernos a trabajar con el diseño.

poster 3

Destaca los elementos importantes del póster

Los elementos con más peso del cartel o póster no tienen que competir con el resto sino que tienen que destacar por sí solos con una simple mirada. Para lograrlo, jugaremos con dos variables: el tamaño y el color. Utilizar tamaños grandes implica que los elementos u objetos que utilicemos serán mucho más fáciles de detectar. Por ejemplo, líneas de texto a un cuerpo de letra grande o gráficos amplios conseguirán captar la mirada al instante.

Del mismo modo, utilizar colores llamativos logrará dar énfasis a elementos concretos. Los colores cálidos y luminosos siempre dan al espectador una sensación de proximidad, mientras que los colores fríos y oscuros tienen el efecto contrario.

Buscar el equilibrio en un póster

Es un error pensar que los gráficos, imágenes y textos tienen que ocupar la parte central del póster. Si los agrupamos todos en el mismo lugar, enturbiaremos y disiparemos su efecto y además será muy difícil que el espectador pueda descifrarlo correctamente y percibir todos sus detalles.

Por tanto, siempre tenemos que distribuirlos por todo el póster buscando cierto equilibrio sin que haya una parte que capte más atención sobre la otra. Metafóricamente hablando, se trataría de colocar en una balanza los elementos que van a la izquierda y a la derecha y lograr que no se descompense hacia un lado u otro.

poster

Eliminar el desorden en un póster

Esta es una de las tareas más complicadas. Existe la tendencia a utilizar demasiados elementos que apenas aportan información y que tampoco lo van a hacer más atractivo. Un póster con una frase y una imagen puede ser mucho más cautivador que otro en donde se utilicen cuatro o cinco imágenes y varias frases.

Se trata, por tanto, de desechar lo que no va a generar impacto. Por ejemplo, si se va a incorporar texto, hay que revisarlo una y otra vez hasta pulirlo al máximo y desechar todas las palabras o conceptos que realmente no aportan significado. Lo mismo haremos con las fotos. Hay que recortar todo lo que no es relevante para su contenido. Si tenemos que difuminar contornos, lo haremos. Si hay que quitar fondos, también procederemos a hacerlo.

poster 5

Reposa la creación del póster

Ya lo hemos comentado en alguna que otra ocasión. Cuando el diseño está finalizado, no se trata de salir corriendo a imprimir seis mil copias del archivo. Una vez hemos acabado, hay que dejarlo reposar. Mucha gente opta por cerrar el documento y dejar pasar un par de horas para abrirlo nuevamente y visionarlo. Otros, en cambio, optan por enseñarlo a otras personas para que den su opinión y conocer el efecto que produce en los demás.

poster 4

Independientemente del método que utilices, es un paso que no debes saltarte porque casi siempre encontraremos pequeños detalles que pueden mejorarse, elementos que pueden recolocarse u objetos que deben directamente lanzarse a la papelera. Y no te preocupes por buscarle defectos. Hay veces que nos los encontrarás porque está perfectamente ejecutado. Ahora bien, si los hay, te darás cuenta rápidamente.

Una vez realizados los retoques oportunos, ahora sí es el momento de copiar tu archivo en un usb o enviarlo por correo electrónico para que tu imprenta de confianza empiece a imprimir las copias que necesitas.

Recuerda que en Imprentaonline24 podemos imprimirte los pósters que necesites y en el tamaño que quieras. Además los tendrás en pocas horas y con un resultado de calidad.

Fotos: Pinterest

Lee también: Cómo diseñar folletos de supermercados para la campaña de Navidad.

Ver en AMP