Postimpresión, cosido y fresado

Muchas veces en redes sociales como Facebook, Pinterest o Twitter habremos visto distintos tipos de revistas, libros, impresiones y encuadernación. Algunos incluso con la tapa cosida dándole un aire ‘handmade’. Si además le sumas un papel de calidad para imprimir las páginas puede tener un acabado excepcional.

Por eso, En imprenta tan importante es el proceso de impresión como el de postimpresión y por supuesto dentro de éste último están las terminaciones de un trabajo como son el cosido y fresado.

¿Cuándo debo elegir el cosido o fresado?

Para conseguir un trabajo de alta calidad debemos prestar atención a las terminaciones de dicho trabajo y es muy importante que un proyecto esté bien acabado; para conseguir esto hemos de prestar vital atención a la forma de unir las hojas de un proyecto que necesita ser cosido o fresado.

¿Qué tipos de cosido puedo elegir para mi diseño?

Cosido: Este método es utilizado en la encuadernación de catálogos y es el proceso más tradicional. Consiste en alzar todas las hojas que tenemos para conseguir un lomo totalmente alineado y así poder coserlo correctamente. De este modo le aportamos resistencia al libro a la hora de manipularlo.

Cosido con alambre: cuyo aspecto recuerda al grapado ordinario que se suele aplicar en pequeños comercios del sector. Es el cosido más barato y se realiza a través de máquinas especiales dotadas con bobinas de alambre especial para realizar este tipo de trabajos.

Cosido con hilo: es el método más tradicional aunque con mayor coste, por ello se utiliza en trabajos de alta calidad. En un principio comenzó a realizarse a mano, pero hoy en día es un proceso que está totalmente mecanizado por lo que la producción de este tipo de cosido está aumentando considerablemente. El hilo suele ser de algodón aunque las fibras sintéticas aportan mucha más resistencia y durabilidad.

¿Y… cuándo debo elegir el fresado?

Fresado: Cuando un trabajo posee demasiadas páginas como para ser grapado, debemos utilizar este proceso de ensamblar. Consiste en reunir y alzar todas las hojas que tenga el trabajo para posteriormente aplicar una cola especial que hará que se unan dichas hojas al lomo del libro en cuestión. Cuando se aplica la cola antes han de hacerse pequeñas hendiduras para que el producto penetre bien y quede perfectamente pegado.

postimpresioncosidoyfresado 300x200

 

En este tipo de unión tenemos que tener en cuenta que las imágenes o texto que estén cerca de la zona de pegado van a ver reducido su margen de seguridad, asi que siempre que diseñemos o maquetemos hemos de tener en cuenta esto y dejar un espacio para la zona de pegado para que nuestro diseño no se vea perjudicado.

Existen también procesos de cosido especiales que se utilizan para diferencia el producto y hacerlo especial, en muchos casos se realizan a mano y de hecho actualmente está de moda la encuadernación japonesa en la que se utilizan métodos parecidos al cosido en imprenta para proyectos muy singulares y creativos.

En cualquier proceso de postimpresión hemos de tener en cuenta muchos detalles de los cuales dependerá la calidad final de nuestro producto y por supuesto la satisfacción de nuestro cliente.

Escrito por:

Imprentaonline24

Le puede interesar: Cómo convertir a todo sepia

Ver en AMP