¿Cómo diseñar e imprimir catálogos comerciales? Consejos básicos y prácticos

La publicidad mediante el envío de un catálogo impreso es una forma especializada de marketing directo que todavía ocupa un lugar importante entre las diversas estrategias de publicidad utilizadas actualmente. La mayoría de los clientes utilizan el catálogo como la principal fuente de información sobre productos y servicios de una empresa así como las tarjetas entre otros archivos para negocios. Por lo que para dar difusión a los productos y servicios de la misma como para crear contacto con el cliente, resulta imprescindible la imprenta de catálogos comerciales.

¿Cómo doy con el diseño de los catálogos de mi empresa?

Por ese motivo, imprimir catálogos comerciales de calidad, se ha convertido en una herramienta fundamental para aumentar las ventas de los productos de cualquier empresa. Al contrario que ocurre en el caso de los libros, el catálogo debe ser muy visual. Es necesario realizar un catálogo que resulte atractivo a los ojos del consumidor, buscando que contenga imágenes visuales impactantes y poniendo énfasis en aquellos productos que preferimos vender, en los que son más populares para el publico o en los más demandados. De este modo, conseguiremos atraer la afluencia de público a nuestro negocio e incrementar las ventas.

¿Cómo hago un diseño de catálogos corporativos?

Una de las claves para imprimir catálogos comerciales, es añadir las promociones y ofertas especiales con suficiente claridad y marcando de forma relevante las fechas de validez, para que el usuario al leer el catálogo se sienta inclinado a aprovechar de inmediato la oferta.

Otra estrategia para imprimir catálogos comerciales, es realizar varias tiradas de forma escalonada, para asegurarnos de que llegan de forma habitual a manos de los clientes, que les resultan familiares y que son tenidos en cuenta por encima de las ofertas de otras empresas.

catalogo

Vía: Behance.net

También es importante en la impresión de catálogos online revisar su contenido de forma exhaustiva, valorar lo que ha funcionado y lo que no, y mejorar su diseño constantemente, en funciones de los gustos y preferencias del público.

Muchas empresas utilizan los catálogos comerciales para dar a conocer sus productos y servicios, sabiendo que después, una vez que el cliente se ubique ya en la tienda, va a comprar una gama más amplia de los artículos que aparecen en el catálogo, e incluso va a decantarse por artículos de mayor precio, al de aquel cuya compra tenía inicialmente previsto.

Para imprimir catálogos comerciales, el equipo de diseño del catálogo y su experiencia y cualificación profesional, resulta esencial, ya que se va a encargar de determinar el contenido, las ilustraciones, las fotografías, el texto, así como el diseño final y la redacción, de cuyo éxito puede derivarse directamente obtener mayor afluencia de público y más ventas.

¿Qué formato es el adecuado para mi sector?

Podemos imprimir catálogos comerciales con multitud de formatos e información:

  • catálogos publicitarios,
  • catálogos de descuentos,
  • catálogos de rebajas,
  • catálogos de promociones,
  • revistas con exposición de artículos,
  • folletos de marketing directo,
  • informes corporativos, etc.
 

¿Qué tipos de catálogos impresos existen?

  • Los catálogos comerciales, que son los más utilizados. En ellos se incluyen los precios, los productos que se comercializan, los posibles descuentos y promociones, así como también la política de la compañía en cuanto a medio ambiente, atención al cliente, etc.
  • Los catálogos de servicios, en los que se recogen los servicios que brindan las compañías u organizaciones a clientes y usuarios.
  • Los catálogos de clientes, de enorme utilidad para las empresas al recoger todos los datos de los clientes de forma unificada, que nos permite tenerlos a mano en cualquier momento.
  • Los catálogos de los proveedores que, al igual que el de los clientes, nos sirven para tener en forma conjunta la información de todos aquellos proveedores que nos han realizado una venta, una factura un minuta de honorarios, etc.
  • Los catálogos estándar, que recogen el activo y pasivo de la empresa y toda la información referente a la misma.
  • Los catálogos de manufactura, que registran toda la información contable, financiera, administrativa y comercial de un a empresa.

Antes de imprimir un catálogo comercial es necesario que sepas cuántas unidades del producto va a necesitar, así como el tamaño del catálogo y el número de páginas que necesita.

Siempre hemos de verificar la información que hemos incluido en el catálogo antes de enviarlo a imprimir, para que no haya ninguna errata ni ningún dato equivocado respecto a precios, direcciones, números de teléfonos, nombre comercial, productos disponibles, etc. Hemos de asegurarnos de que todo el contenido que aparece en el catálogo es exacto y que, por tanto, los clientes van a disponer de toda la información necesaria a la hora de acudir a nuestro establecimiento comercial y comprar el producto que ha visto previamente en el catálogo.

La portada del catálogo comercial es determinante. El viejo dicho de que “No hay que juzgar un libro por su portada” no puede ser aplicado en el caso de la publicidad ni de los catálogos comerciales. Los clientes potenciales formarán inmediatamente una impresión de tu negocio y del contenido de un catálogo basándose exclusivamente en la portada de la primera página.

El diseño general y la calidad de la misma es por tanto esencial y constituye la principal estrategia de publicidad que atraerá a clientes potenciales, y les incitará a recoger a tu catálogo, a ojearlo y a detenerse en su contenido.

Por ello, el tipo de papel utilizado para la portada de un catálogo debe ser más grueso que el usado en el cuerpo del folleto, ya que esta cobertura va a determinar, a menudo, la vida útil de su catálogo. Además, los colores más brillantes se utilizan generalmente en la portada del catálogo con el fin de atraer la atención de los clientes potenciales. Incluso puede ser deseable que la portada contenga imágenes con un brillo atractivo para llamar la atención y producir un mayor impacto visual en el consumidor.

Las páginas interiores de un catálogo deben estar impresas en un papel de peso más ligero que lo que se utiliza para la portada. Sin embargo, el peso del papel que elijas para las páginas interiores debe ser determinado por el número de páginas, así como los tipos de productos que se ofrecen. Por ejemplo, si tu empresa vende principalmente productos de tipo industrial, es probable que pueda llegar a funcionar con un papel de menor gramaje. En cambio, si estás anunciando productos de belleza, de lujo o de gama alta, tales como joyas, perfumes, moda o de decoración para el hogar, es aconsejable utilizar un papel de mayor gramaje, para trasmitir calidad a los clientes potenciales.

Las opciones de color son, por lo general, más tenues y moderado en las páginas interiores que en la portada, pero el tipo de productos que se ofrecen deben volver a valorarse a la hora de seleccionar los colores. Con la tecnología actual de impresión, el coste de incluir más o menos colores es similar, por lo que hemos de considerar esencialmente el resultado estético final.

Otro de los aspectos esenciales de la impresión de catálogos comerciales es el tipo de encuadernación. El instrumento utilizado es en gran medida una cuestión de gusto o preferencias, aunque para elegir uno u otro, se debe considerar esencialmente el número de páginas del catálogo comercial. Muchas empresas prefieren utilizar encuadernaciones de alrededor de 120 páginas (esto depende en gran medida del papel que elijas), lo que implica pegar la portada del catálogo a sus hojas interiores hasta obtener una de la columna vertebral perfecta, que no se desprenda. Este método se utiliza a menudo para los catálogos grandes o para aquellos que ofrecen productos de alta gama.

Con el fin de evitar retrasos en la impresión de su catálogo, hemos de asegurarnos que tenemos todos los detalles previamente planeados, y programar su impresión con suficiente tiempo de antelación para asegurarnos que tendremos los catálogos comerciales en el momento que los necesitamos y que podremos enviarlos en las fechas deseadas a los clientes.

Sigue estas recomendaciones y convertirás tus catálogos de empresa en un gancho para tus clientes. 

 

Escrito por:

Imprentaonline24

Le puede interesar: Imprimir mapas personalizados online

Ver en AMP