Diseña los carteles, etiquetas y folletos para las rebajas de invierno

En pocos días se dará el pistoletazo de salida a las rebajas de invierno, uno de los momentos del año más esperados por los comerciantes para incrementar los beneficios generados durante los últimos doce meses en el sector textil (ropa). Pero antes hay que planificar y tener a punto la cartelería de tu marca, tus etiquetas personalizadas y todos los soportes publicitarios de papel  para la impresión y verás cómo ayudarán a aumentar las ventas y a promocionar los diferentes artículos en rebaja. Si todavía no tienes pensado qué hacer, aquí te damos un serie de consejos para que esta campaña sea todo éxito.

 Hoy en día resulta complicado basar la competitividad de un establecimiento en los productos que ofrece. El momento actual obliga cada vez más al comerciante a incorporar en el punto de venta elementos distintivos que sean capaces de llamar la atención, despertar el interés e impulsar al potencial cliente a entrar y comprar. Aunque en rebajas, muchos consumidores están dispuestos a gastar y la mayoría de comercios tienen garantizados un mínimo de ventas, hay varios elementos que colaboran, animan y ayudan a aumentarlas como los carteles, el etiquetado y los folletos publicitarios.

 rebajas folletos 1

¿Cómo debe ser mi cartel de rebajas?

La cartelería en época de rebajas requiere un diseño claro y atrayente. Por norma general, se recomienda utilizar los tonos rojos y blancos y, en ocasiones el color negro, porque son los colores que más impactan en el cliente y los que más se asocian con descuentos, ofertas y promociones. ¿Verdad que cuando alguien pronuncia la palabra “rebajas” la visualizas en tonos rojizos? No está de más que cuides este pequeño detalle y que a la hora de diseñar tengas en cuenta mejor este color.

En cuanto a su forma, los carteles circulares u ovalados son los más idóneos cuando están sobre el producto o muy próximo a él. Los rectangulares y cuadrados se recomiendan cuando se van a colgar del techo, colocar sobre paredes o mobiliario o en el propio escaparate. También existen los carteles en forma de flecha que son muy eficaces porque atraen rápidamente la atención del cliente y refuerzan la sensación de agresividad de la oferta.

Por otra parte, si en el diseño de un cartel quieres expresar dinamismo y movilidad, haz que en la composición predominen las líneas curvas. Si por el contrario quieres expresar quietud y seriedad, intenta que haya más líneas rectas.

Respecto a la tipografía escoge una que sea simple y sobre todo legible. Piensa que en rebajas el público oscila entre una horquilla de edad muy amplia. Te recomendamos que olvides las cursivas y evites las fuentes al estilo Comic Sans. Si quieres sencillez y una fácil lectura, las fuentes de palo seco son las más recomendadas.

Uno de los elementos más importantes en un cartel de rebajas es que incluyas el precio. En este caso la regla es la siguiente. El texto ocupará un tercio de la superficie y el precio, dos tercios. Puedes incorporar la fórmula de poner el precio antes de rebajas y el precio justo en ese momento. Pero recuerda que la cifra o el porcentaje de descuento que se le aplicará finalmente al cliente siempre irá a un tamaño mucho más grande.

rebajas etiquetas rebajas cartel

¿Cómo deben ser mis etiquetas?

Por ley, todo consumidor tiene derecho a recibir y ver una información precisa que no lleve a engaños. Por tanto, es importante que incluyas etiquetas en donde quede bien claro el descuento o el precio final en rebajas. La solución es etiquetar cada uno de los artículos. Aunque es más trabajo y más horas de personal, le demostrarás al cliente que actúas de manera responsable y que no pretendes inducir a confusiones con la etiqueta.  Para este caso, te proponemos que recurras a imprimir etiquetas autoadhesivas (mejor que una tela o cinta) que podrás colocar fácilmente sobre la original. Piensa que durante la campaña de rebajas hay diferentes etapas o fases: la del comienzo, con descuentos que pueden variar entre el 30 y el 50%, y el período de segundas rebajas o de remate final, donde los precios aún son mas reducidos. Con un etiqueta adhesiva simplemente tendrás que quitar una y colocar la otra cuando sea necesario.

etiquetas rebajas 2 etiquetas rebajas

¿Cómo deben ser mis folletos?

Si quieres obtener unos buenos resultados durante la campaña de rebajas, te recomendamos que hagas también una mínima inversión en folletos publicitarios y promocionales que podrás repartir fácilmente haciendo acciones de street marketing, es decir, repartiendo a pie de calle, a la entrada o salida del establecimiento, en puntos neurálgicos de la ciudad con mayor afluencia de gente, etc. Puedes encontrar una amplia variedad de formatos.

Un folleto consta de una cara frontal y una posterior.  Si quieres promocionar un producto determinado con un gran descuento, coloca en su parte frontal la imagen de ese artículo a gran tamaño, pon un mínimo de información con frases muy escuetas que recojan las características básicas, recurre a un eslogan de campaña y coloca bien visible el precio rebajado. La cara posterior podrás utilizarla para dar más información sobre el producto o aprovechar para poner más ofertas que el consumidor encontrará en tu establecimiento. Y recuerda siempre poner la dirección de tu comercio, teléfono, web, correo electrónico, etc. También puedes optar por los dípticos o trípticos para diseñar una especie de catálogo de productos en rebajas.

rebajas etiquetas 2

Fotos: Pinterest

Lee también:  Las cinco reglas para diseñar un logotipo

Escrito por:

Imprentaonline24

Ver en AMP